Impactando a está Generación (I Parte)

IMG_20170509_222803 Tema: Tres cosas que Dios levanta cuando la unción se manifiesta.

Texto Base: Isaías10:27

Texto Complementarios: Isaías 9:2-7; Jueces 6-7

Pastor Rodolfo A. Martínez Ochoa

I.      Introducción

Isaías capítulo 10:27, el texto lema dice: “Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu serviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.”

  1. Para Impactar a está Generación tienen que levantarse tres cosas:

(1)     Tienen que levantarse: la palabra, el liderazgo, y el equipo. Ejemplo: Gedeón

O sea, vamos a ver cómo el principio de Dios se cumple: Cuando la unción se manifiesta trae, primeramente el espíritu de profecía (palabra), luego llama y escoge al ungido (liderazgo), y finalmente recluta a un ejercito (equipo).

  1. Quiero antes ampliar el concepto yugo con el texto de Isaías  9:2-7. Hay una frase en este pasaje que es muy conocida, pués se lee durante las Navidades.

(1)     Habla acerca de un tiempo de esperanza. Trae una palabra de esperanza; que vendrá un niño y ese niño sería luz en medio de tinieblas.

(2)     Lo segundo es que no sólo traería luz, sino que llegaría un momento en que la gente se iba a multiplicar, iba  a aumentar la alegría, la paz, la rectitud, la justicia y este niño quebraría un yugo pesado, quebraría la vara del hombro, el cetro de su opresor, como en el día de Madían.

(3)     Esta palabra se cumple perfectamente hoy, también en la iglesia, en medio de las tinieblas actuales Jesús sigue brillando y Jesús sigue siendo la luz del mundo 2000 años después.

(4)     Pero el asunto no termina ahí por que Jesús sea predicado, aquí esta palabra habla de que este niño haría mucho más que traer luz.

(5)     ¿Cuántos son salvos aquí? ¿Cuántos tienen conflictos familiares, trabajo, en la mente? Aunque somos salvos, y hemos recibido la luz del evangelio, todavía estamos luchando con yugos, ataduras, estamos peleando una batalla espiritual.

(6)     Esta palabra dice que llegaría un momento que no solamente brillaría la luz, sino que esa luz se transformaría en un arma poderosa. Esa arma poderosa es la unción que quiebra todo pesado yugo, trae bendición, liberación, para romper las ataduras de nuestras vidas, de nuestras iglesias, de nuestras ciudades y pueblos, de las naciones, para romper los yugos de esta tierra y y traer a los pies de Jesús las almas que Sátanas tiene atadas.

(7)     No sólo venimos a Cristo para recibir luz, venimos a Cristo para recibir liberación.

(8)     Ahora, me llama la atención que cuando se habla de este Jesús que se levanta para romper yugos, aquí dice que ese día va a ser como el día de Madián. ¿Cuántos quieren saber cómo fue el día de Madián?

(9)     La manifestación del poder y la gloria de Cristo Jesús sobre nuestra vida, rompiéndo yugos, trayendo una multiplicación, alegría, liberación, eso va a suceder… ¿cómo va a suceder? Como en el día de Madián.

Vamos a ver las tres cosas que se levantan cuando se manifiesta la unción…

 

Cuerpo:

(I)                  Tienen que levantarse: el profeta, el ungido, y el ejercito

Vamos a ir al Libro de los Jueces 6, y vamos a ver cómo fue el día de Madián. ¿Cómo fue el día de Madián? Porque lo que viene y está sucediendo en esta tierra será… ¿Cómo será…? Cómo el día de Madián.

  1. ¿Cómo fue el día de Madián?

(1)     Israel por su pecado, dice que: “Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en manos de Madián por siete años”

(2)     Satanás no tiene la autoridad para atar a ningún creyente, congregación, doctrina, institución, pero si ese creyente, si esa congregación, hombre o mujer hace lo malo ante los ojos de Dios, aunque Satanás no tiene autoridad, Dios mismo se lo entrega.

(3)     Y Dios entregó a Israel en las manos de Satanás, en las manos de los Madianitas por siete años.

  1. ¿Qué hacían los madianitas?

(1)     Eran unos opresores bien curiosos. Esperaban a que Israel sembrase las semillas y cultivara la tierra, esperaban a que Israel diera de comer a sus animales y estuvieran bien creciditos y gorditos.

(2)     Y luego que la cosecha estaba lista para recoger, los animales listos para comer, se aparecían los Madianitas para robar la bendición. Y hoy estamos viendo esto día tras día.

(3)     Dios derramando su bendición, su unción, su gloria y Palabra, pero al salir de la iglesia, al salir del encuentro con Dios, al regresar de este Campamento, le puedo asegurar que el espíritu de Madián nos está esperando. Algo nos va a tratar de robar la bendición que usted está recibiendo.

(4)     ¿Cuántos no han discutido con la esposa cuando regresa de la Iglesia? ¿Cuántos de ustedes han recibido un toque de Dios y al día siguiente sucede algo, y como que usted se siente que se le fue? Satanás ha levantado este espíritu de Madián en nuestras vidas para robarnos la comida.

(5)     Parece ser que cuanto más trabajamos para el reino, más Satanás no quiere robar el fruto. Y los Madianitas venían a robar, no eran grandes soldados, politicos, estrategas, simplemente eran unos ladrones aprovechados y  comilones.

(6)     Dice que el pueblo estaba escondido, que subían hasta los amalecitas, si uno se había aprovechado, otros también venían. Y lo de los Amalecitas no es casualidad, Amalec es símbolo de la carne. Satanás envia el espíritu de Madián para robarnos la bendición, y luego envía al espíritu de Amalec para tentar nuestra carne y destruirnos por completo.

(7)     Dice que el pueblo estaba empobreciendo porque no tenían comida, había escaces. Cuando ya estaban a punto de cosechar y comer, venían los madianitas y arrasaban con todo lo que tenían, y los israelitas se quedaban muertos de hambre.

  1. Pero ¿qué pasa en el día de Madían?

(1)     Quiero decirles algo, aunque estamos viviendo en los días de Madían, donde perdemos jóvenes, almas, esfuerzos evangelísticos, bendiciones, Satanás nos roba, ministerios como mismo se levantan, caen, etc.

(2)     Pero, te voy a dar una noticia esperanzadora del espíritu, el momento final del día de Madián llega, es la unción que pudre el yugo, ese espíritu de Madián será derrotado por la unción en la iglesia, en nuestra vida, y todo lo que plante va a crecer y nos lo vamos a comer nosotros.

(3)     Mire lo qué pasa en el día de Madían. En el día de Madián Dios sigue un patrón, Dios trabaja con principios, Dios no es un loco, no actua por lo que le viene a la cabeza, tiene palabra y principios fijos.

(4)     En medio de un desastre, en medio de un pueblo derrotado, frustrado, pobre, hambriento, al cual el enemigo lo tenía asustado, le comían todo, le robaban todo el fruto de su trabajo y sacrificio, Dios levanta a alguien en medio de esta crisis.

(5)     Dice a partir del versículo 8: “ 8Jehová envió a los hijos de Israel un varón profeta, el cual les dijo: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Yo os hice salir de Egipto, y os saqué de la casa de servidumbre. 9Os libré de mano de los egipcios, y de mano de todos los que os afligieron, a los cuales eché de delante de vosotros, y os di su tierra; 10y os dije: Yo soy Jehová vuestro Dios; no temáis a los dioses de los amorreos, en cuya tierra habitáis; pero no habéis obedecido a mi voz”

(6)     En el día de Madián lo primero que se manifiesta es el Espíritu de profecia.

  1. Se levanta el profeta
  2. ¿Cuántos quieren que venga el día de Madián?
    1. ¿Quieren que los yugos se quiebren, quieren que venga la alegría, quieren que la iglesia participe de los frutos que se han sembrado?
    2. Dios levanta profetas, ¿cómo se llamaba este varón profeta? Varón profeta, porque no tiene nombre, la profecia viene sin nombre, Dios levanta gente desconocida, humilde, irreconocida. Para Dios no es importante quién fue, lo importante es el mensaje que el profeta tiene que decir.
    3. Pero el mensaje de los profetas no es cómodo, no es lindo, no es confortable, el mensaje de los profetas es díficil.

(1)     La profecia no es simplente decir viene bendición, viene prosperidad, el espíritu de profecia viene a decir, hay que arrepentirse, hemos desobedecido a Dios, debemos ponernos a servidumbre porque hay cosas que nos tiene atadados, hay dioses, espíritus, principados de los egipcios, amorreos, ferreseos, jebuseos y de todos esos feos que hemos dejado en el pasado que nos tienen atados.

(2)     Siempre que Dios va hacer algo poderoso, levanta antes a los profetas para decirle a su pueblo en el día de Madián, arrepiéntanse, hay que arrepentirse.

(3)     Dios le esta hablando a la iglesia de forma similar por medio del espíritu de profecia: de santidad, de integridad, de la pureza, de la rectitud.

(4)     El que quiera recibir esa bendición que viene en el día de Madián, esa bendición que va a traer aumento de gozo, alegría y paz, que va atraer cosecha y fruto, va a traer liberación de yugos, tiene que allanar el camino para el Señor.

  1. De la misma manera que se levanto Juan antes de Jesús, así sera el propósito del espíritu de profecia

(1)     ¿Cuál fue el mensaje de Juan? Arrepentios porque el reino de Dios está cercano, preparen el camino al Señor.

(2)     Todo lo alto se tiene que bajar, todo lo bajo se tiene que alzar, todo lo duro se tiene que ablandar, o torcido se tiene que enderezar, preparenle el camino al Señor.

(3)     El Señor no va a venir por ningún camino disparejo, la gloria del Señor no va a venir por ningún camino duro, el avivamiento, la multiplicación, la bendición y unción no va a venir si hay montes, si hay gente torcida de corazón y dura de serviz.

(4)     El nos señala por medio del profeta y nos dice: Ustedes todavía tienen servidumbre. Han desobedecido a Dios.

(5)     La voz de Juan es para hoy, es para los que desean impactar a esta generación. Ustedes desean preparar el camino al Señor, ustedes quieren que el Señor venga por una carretera llana, limpia. Todo lo que esta alto desienda, todo lo que esté bajo que se levante, lo que esté torcido que se enderese, y todo lo que este duro que se ablande.

(6)     Dios esta reclamando su novia, su iglesia, El es la cabeza. Ese mensaje de arrepentimiento, santidad, integridad, será más grande y poderoso cada dia en una iglesia donde el yugo se pudre por causa de la unción.

  1. Lo primero que Dios manifesto en el día de Madián no fue poder, milagros, unción, fue espíritu de profecia, palabras fuertes de arrepentimiento y santidad.

(1)     Israel no habeís obedecido la Palabra de Dios, mi voz. Cuando el mundo vea que nosotros caminamos y vivimos lo que predicamos, ¡hay papá!.

(2)     Los Judios entraron a la tierra prometida y dijeron: ¡Qué grande es este territorio! ¡Cuanta tierra hay para cultivar!   ¡Miren que uvas más grandes! ¡Cuanta leche fluye! ¡Qué lindo! Pero, ¿quién va a trabajar toda esta tierra?, por que nosotros somos pocos. No vamos a poder dar a vasto con el trabajo.

(3)     Entonces le alquilaron la tierra a los que vivían en el territorios: madianitas, amonitas, cananeos, filisteos, y a todos los feos de la zona, cuando Dios les había ordenado sacar a toda esa gente de ahí, no dejen vestigios de ellos, nada que no sea mío, santo, no permitan que ninguna idea del mundo entre en sus vidas.

(4)     Y por eso ellos desobedeciendo, ahora tienen que pagar el precio de que esa gente los oprima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s