Impactando a está Generación (II Parte)

Tema: Tres cosas que Dios levanta cuando la unción se manifiesta.

Texto Base: Isaías10:27

Texto Complementarios: Isaías 9:2-7; Jueces 6-7

Pastor Rodolfo A. Martínez Ochoa

20170509_203418

(1)     En el día de Madián lo primero que se manifiesta es el Espíritu de profecia.

  1. Se levanta el profeta (la Palabra). Esto es lo que vimos en la primera parte de este mensaje.

Pero en el día de Madián Dios levanta algo más. ¿Cuántos quieren saber lo que vino después que levantó el espíritu de profecia?

                  

  1. Se levanta el ungido (el Líder)

Dice que vino el ángel de Jehová y fue a un lugar llamado Ofra. Y en Ofra había un muchacho llamado Gedeón.

  1. ¿Sabes dónde encontró al ungido?
  2. En Ofra: ¿sabe lo que significa en hebreo? Polvo
  3. El ángel encontró a Gedeón en el polvo. En un lugar llamado polvo.
  4. Era un joven sin ningún historial de victoria, mirándose con sus propios ojos Gedeón, no era un superfuerte, ni bien parecido tal vez.
  5. Era de un clan que no conocía nadie, oscuro, escondido, al padre no lo conocía nadie, Johaz abicierita.
    1.  ¿Sabe a quien escoge Dios?
    2. Al humilde, al ungido lo elige Dios desde el polvo
    3. Cuando el te elige te ve con sus ojos, te busca dónde estes, haciendo lo que estes haciendo. No te recuerda tu pasado, El te va a animar en fe.
      1. ¿Sabes lo qué estaba haciendo Gedeón?
      2. Muchos interpretan que Gedeón estaba escondido en el Lagar por que tenía miedo, se estaba escondiendo.
      3. Pero quiero lo veas desde otro ángulo ¿Qué estaba haciendo Gedeón en ese Lagar? Digalo conmigo: “Gedeón estaba protegiendo la comida”
      4. Gedeón estaba protegiendo lo que los Madianitas le querían robar. Por eso Gedeón le encantó a Dios.
      5. Porque Gedeón estaba protegiendo la comida, escondido en un pozo cuidando lo que tenía, para que no se lo robaran .
      6. Muchos hemos recibido toques poderosos de Dios, su gloria y unción se han derramado en vasos, pero en muchos de nosotros nuestros vasos han estado rotos. Una noche recibimos llenura de unción y al otro día se pierde por el agujero que teníamos por ahí oculto en el vaso.
      7. Gedeón decía: Señor tu me diste esta bendición, esta cebada, este trigo, este grano para darme de comer, yo me escondo para que mis enemigos no me vean (Madianitas, Amalecitas) para alimentarme, para darle de comer a mi familia, a mi pueblo. Yo protejo lo que tu me has dado.
      8. ¿Cuánto hemos perdido ya? ¿Cuántos de nosotros después de este congreso vamos a perder lo que hemos recibido porque no lo protegeremos y nos la  robará Satanas?
      9. Siempre debemos apreciar los momentos con Dios, y rellenarnos cada vez más, pero no vaciarnos, sino retener esa unción continuamente, creciendo siempre.
      10. Lo que el Señor nos da por pequeñito que sea hay que protegerlo. Por que a los que protegen la bendición, Dios los escoge para bendecir, los elige para ungirlos.
      11. Si quiere más proteja la unción pequeñita que tiene, no se deje distraer, escóndase en un pozo y diga: Señor lo que me diste no lo quiero perder por nada del mundo. Que nadie me robe, me saque de aquí.
        1.  ¿Sabe que vió el ángel en Gedeón?
        2. Algo poderoso: Le dijó: “Jehová está contigo, varón esforzado y valiente”. El dijo: Estas hablando comnigo. El era un don nadie, el se veía así, pero así no lo veía el ángel.

(1)     En este día usted se puede ver como ustede se quiera ver. Lo importante no es como usted se vea, lo importante es como Dios lo ve. Nosotros nos vemos límitados, El nos ve ungidos, nosotros nos vemos desanimados, flojos, El nos ve fuertes en Cristo Jesús.

  1. Entonces el ángel le dió una encomienda

(1)     “Ve con esta tu fuerza…”

(2)     Los que Dios levanta con unción no son dragones, tienen a Dios cogidos por la barba (como dice el Obispo). Son gente que cuando contemplan a Dios se van a estar constantemente arrepintiendo y reconociendo sus debilidades, limitaciones, su ineptitud, sus fracasos y gimen al Señor en busca de respuestas a tantas interrogantes.

(3)     Se levantó arrepentido, del polvo, reconociéndo que sólo Dios puede cambiar las cosas y sacar a los israelitas del yugo madianita

(4)     El fue obediente, se aseguró de que Dios le respaldaba.  Ofreció ofrenda costosa y levantó altar en muestra de seguridad y compañerismo con Dios.

(5)     Ahora levantate con esta fuerza y fue y derribo el altar de Baal, derribó los idolos imágenes.

Pero en el día de Madián Dios levanta algo más. Primero Espíritu de profecia, luego el ungido, ¿Cuántos quieren saber lo que vino después que levantó al ungido?

3.   Se levanta el ejército

  1. Siempre ese será el proceso de Dios.
    1. Con David: Primero fue Samuel como profeta, luego Dios levanta a David el ungido y después Dios le da el ejercito a David.
    2. Con Jesús: Primero fue Juan, luego el ungido, luego se levantó la iglesia.
    3. Primero el profeta de Dios que predica santidad, consagración, pureza,  integridad, busqueda, la gloria de Dios… parece que siempre están dando nalgadas enojados, la gente se ofende.
    4. Luego levanta a los ungidos como Gedeón, pero luego levanta a un ejercito.
    5. ¿Cómo era ese ejercito que Dios levanta?
      1. El ejercito que Dios levanta no tiene que ser grande. El no necesita muchas gentes.
      2. ¿Cuántos fueron finalmente los del ejercito de Gedeón? Trecientos. ¿Cuántos eran inicialmente? Treintaídos mil. Dios ordena un proceso de selección, una pruebas eliminatorias
      3. Los voy a probar. Lo primero que le dice para la Conquista es que son muchos para que El les entregue a los Madianitas en sus manos,  (v.2 cap. 7), “no sea que se alabe Israel contra mí. Diciendo: Mi mano me ha salvado”

B.   ¿Por quién está compuesto el ejercito de Dios?

  1. El ejercito de Dios está compuesto por gente que no es orgullosa.

(1)     Nunca dice: nosotros podemos, tenemos la fuerza, somos un gran número.

(2)     El ejercito de Dios dice: Uno con Dios son mayoría. ¿A cuántos les gustaría tener a Dios de compañero de batalla?

  1. En el ejercito que Dios está compuesto por gente que no es miedosa.

(1)     Lo segundo que hace es mandar a pregonar que los que tuvieran miedo se fueran a casa.

(2)     En el ejercito que Dios levanta no pueden haber miedosos. No hay lugar en la iglesia para guerreros con temor.

(3)     Los orgullosos, ni los miedoso van a la conquista.

  1. El ejercito de Dios está compuesto por gente disciplinada.

(1)     Que acepta ser discipulado, que acepta ordenes.

(2)     Que acepta someter su vida a la voluntad de Dios

(3)     Que acepta el entrenamiento de Dios. Toma agua en medio de la pelea, pero con la táctica y  precausión, mirando de frente al enemigo y con la armadura puesta.

(4)     Y no importa que te demores más para tomar agua, eso garantiza llegar a un final de victoria

  1. El ejercito de Dios está compuesto por gente unida, no sola.

(1)     Dios no te envia sólo, te da otras personas para que camines con ellas. Esposa (o), Pastores, líderes, otros hermanos en la fe.

(2)     Cuando caminamos unidos, podemos pelear juntos, podemos fortalecernos, afirmarnos y bendecirnos unos a los otros.

(3)     El ejercito de Dios tiene un sólo corazón, un mismo sentir, están en unanimidad, con una sola mente.

  1. Dios levanta un ejercito sin orgullo, sin miedo, disciplinado y unido. ¿Cuántos están dispuestos a prácticar esto en sus vidas?

Conclusión:

  1. Para Impactar a está Generación la unción se manifiesta trayendo primeramente el espíritu de profecía, luego llama y escoge al ungido, y finalmente recluta a un ejercito.
  2. No sólo venimos a Cristo para recibir luz, venimos a Cristo para recibir liberación de los yugos, ataduras. Estamos peleando una batalla espiritual con una luz que se ha transformado en arma poderosa que es la unción que quiebra y pudre todo pesado yugo. ¿Cuántos lo desean que se transforme la luz en arma poderosa?
  3. Es día de esperanza para tu vida, recibela. Reprende el espíritu de Madián,  en tu vida aquello que te tratar de robar la bendición que  está recibiendo.
  4. El momento final del día de Madián llega, es la unción que pudre el yugo.
  5. Todo lo alto se tiene que bajar, todo lo bajo se tiene que alzar, todo lo duro se tiene que ablandar, o torcido se tiene que enderezar, quita los montes, y envia tu unción sobre el que prepara el camino para tí.
  6. Tenemos que orar dice el espíritu, por aquellos dos o tres que Dios les está inquietando y el espíritu de profecia les está dando vuelta por aquí adentro y tienen temor de hablar. Para que suelten todo eso que tienen embotellado.
  7.  Ha habido un derramamiento de la gracia de Dios, y mi pueblo ha recibido unción, y ha recibido bendición. Pero ahora llegan días en que el que quiera recibir unción y bendición va a tener que entrar por la puerta del arrepentimiento.
  8. El ungido: Señor metenos en el polvo. Enseñanos a proteger la bendición, a cuidar lo que tenemos. Sella los agujeros que tenemos ocultos en nuestro vaso. El nos ve ungidos y fuertes.

Levantate arrepentido con la encomienda de impactar a esta generación con la unción de Cristo.

  1. El ejercito: Se de los trescientos que Dios aprueba. Rechaza todo orgullo y temor. Se disciplinado y de un mismo sentir.

Deja que Dios te hable de arrepentimiento, Dios te desea escoger como ungido para guiar un ejercito para Cristo. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s