UNO A UNO. Estudio No. 3

EL ARREPENTIMIENTO

UNA NUEVA DIRECCIÓN

brujula-arrepentimiento

Sin embargo, ahora me alegro, no porque se hayan entristecido sino porque su tristeza los llevó al arrepentimiento… La tristeza que proviene de Dios produce arrepentimiento que lleva a la salvación, de la cual no hay que arrepentirse, mientras que la tristeza del mundo produce muerte.

2 de Corintios 7:9,10

 

Manejar un carro en sentido contrario en una calle de un solo sentido es peligroso (¡por no decir tonto!). Algunos manejan en sentido contrario en una calle de un solo sentido por ignorancia. Otros lo hacen por rebeldía. Hay un paralelo espiritual. Ya sea por ignorancia o por rebelión, todos estamos en una peligrosa calle de un solo sentido que llevará ultimadamente a una eterna separación con Dios. Hasta que no demos media vuelta (arrepentirnos) y empecemos a seguir a Cristo, cada paso que demos va a ser un paso en la dirección equivocada – un paso más lejos de Dios.

 

La parábola del hijo pródigo es una hermosa ilustración del verdadero arrepentimien to. El hijo perdido recapacitó, dejó atrás su rebeldía y regresó a su padre. Él dio un giro de 180 grados. Él caminó en sentido opuesto a su forma de vida en pecado y rebelión. Desde ese momento, vivió de forma diferente. Su padre, por supuesto lo recibió de nuevo. (Ver Lucas 15:11-24)

 

La Tristeza que Proviene de Dios.

El verdadero arrepentimiento empieza cuando en verdad te sientes mal por tus pecados. Esta “tristeza que viene de Dios” no produce excusas. Toma completa responsa bilidad.  Nunca le echa la culpa a otras personas, a la sociedad o las circuns tancias. Esta tristeza que proviene de Dios reconoce que nuestros pecados son primeramente en contra de Dios. Este tipo de tristeza nos lleva a un arrepen timiento que nos cambia la vida.

 

Contra ti he pecado, solo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable.

Salmos 51:4

 

La tristeza que proviene de Dios produce arrepentimiento que lleva a la salvacion, de la cual no hay que arrepentirse, mientras que la tristeza del mundo produce la muerte.

2 de Corintios 7:10

 

La Tristeza del Mundo

La tristeza que viene de Dios produce arrepentimiento verdadero y un cambio de vida. Por otro lado, la “tristeza del mundo” solo produce excusas. Tener la tristeza que viene de Dios es tener el corazón roto cuando nos damos cuenta que hemos ofendido a un Dios Santo. La tristeza del mundo es estar triste porque alguien nos sorprendió haciendo mal, o estar triste porque tenemos que pagar las consecuencias del pecado. La diferencia final entre la tristeza que viene de Dios y la del mundo es su fruto. La tristeza del mundo nunca produce el fruto de una vida cambiada; solo produce muerte espiritual.

 

A  todos les prediqué que se arrepintieran y se convirtieran a Dios, y que demostraran su arrepentimiento  con sus buenas obras.

Hechos 26:20

 

Produzcan frutos que demuestren  arrepentimiento.

Mateo 3:8

 

Sin Arrepentimiento

El arrepentimiento es dar la espalda al pecado y volverse hacia Dios. Esto significa dejar de confiar en nuestras propias obras y actividades religiosas y empezar a confiar en Cristo solamente. Nosotros íbamos en dirección equivocada; ahora vamos en la dirección correcta. Estábamos huyen do de Dios; ahora estamos caminando con Él. El arrepen timiento es el punto inicial de una nueva vida. El arrepen timiento nos pone fuera de una vida centrada en nosotros mismos y nos pone en la vía rápida del propósito glorioso de Dios en nuestras vidas. Volverse hacia Dios significa no mirar atrás ni tener remordimiento.

 

Arrepiéntanse y vuélvanse hacia Dios, para que tus pecados sean borrados y vengan tiempos de descanso de parte del Señor.

Hechos 3:19

 

La tristeza que proviene de Dios produce arrepentimiento que lleva a la salvación, de la cual no hay que arrepentirse

2 de Corintios 7:10

 

Aplicación personal

  • ¿Tu vida va en la dirección correcta?
  • ¿Hay áreas de tu vida en pecado en los cuales sigues luchando?
  • ¿Tienes alguna tentación intensa o alguna debilidad constante en la cual necesitas oración?
  • ¿Hay pecados a los que les has dado la espalda, pero te sigues sintiendo condenado?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s